VIVE DISFRUTANDO

Ilustres de nuestra provincia IV (San Pedro Regalado)

Vive Disfrutando se adentra en el siglo XV, y pone sus ojos sobre un niño huérfano de padre hidalgo, con un profundo sentimiento religioso reflejo de la devoción de su madre doña María de Costanilla. Nace en la calle de la Platería, y jugando a ser monaguillo destacó por su buen hacer en las misas, su bondad y entrega. Hizo de sí mismo un ser humano excepcional, construyendo un entorno mejor desde la caridad y la penitencia. Fraile Franciscano, entregado en cuerpo y alma a los eremitorios de El Abrojo y La Aguilera. “San Pedro Regalado”, o “Periquillo de Valladolid”, fue un ser humano dotado de extraordinarias gracias, es nuestro vecino Ilustre, heredero de hidalguía y canonizado santo.
Con tan solo catorce años se comprometió con los pobres y enfermos. Según cuentan, mostraba humildad y respetuosa sumisión a sus maestros y hermanos monjes. Vivió en el rigor de la pobreza absoluta, y tuvo austeridad en todo. Seguía estrictamente la “regla de silencio”, huyendo de la cháchara inútil, e incluso era temeroso de la locuacidad de cosas buenas y santas, porque el hablar mucho, para las órdenes mendicantes, siempre colindó con la posibilidad de pecado.
Oración e introspección le llevaron a una claridad espiritual de plenitud máxima, viviendo momentos de éxtasis religioso, durante los cuales, sus hermanos vieron como su cuerpo se elevaba en el aire levitando, y llamas luminosas irradiaban de él en todas direcciones. Su bondad era mucha, y fue ensalzada por todos los humildes campesinos con los que trataba. También portaba el don de la ubicuidad como otra de sus extraordinarias gracias, y a menudo vieron su presencia en dos monasterios muy alejados, en el mismo instante temporal, solucionando problemas de la congregación, o mostrando reverencia a la virgen.
Valladolid lleva muy a gala la celebración de San Pedro Regalado el 13 de mayo, la ciudad le rinde culto como persona de virtud y perfección, y se realizan actividades en su honor, y la ciudadanía Vive Disfrutando de un día festivo en honor de su patrono.

Escrito por María del Carmen González Sanz (Maika) para el Prólogo de la edición nº 8 de VD, abr-may 2019.

https://www.bubok.es/autores/Maika62

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X