VIVE DISFRUTANDO

Ilustres de nuestra provincia XII (José Manuel Capuletti)

VIVE DISFRUTANDO hace un boceto en torno al realismo mágico de nuestro pintor más universal. Sus pinceles llenos de trazos y colores caprichosos querían volar en libertad. No sé si triunfó en su Valladolid natal, tuvo detractores y defensores de su obra, su salto a París fue un éxito, conquistó Nueva York, exponía con frecuencia en Alemania y Suiza, y logró fama en el mundo entero. José Manuel Capuletti Lillo, vecino ilustre, quiso nacer en la calle Santiago, con la primavera de 1925; y aunque no lo cuentan sus biógrafos, bajo el brazo, en vez de un pan, traía la habilidad de un gran dibujante, que se llevó con él en 1976, para reposar para siempre en Alemania.
Su aprendizaje fue una búsqueda constante, nunca terminaba de encontrar lo que quería, en 1942 va a la Escuela de Artes y Oficios, muy pronto la abandona. En su casa crea una tertulia, toma contacto con grupos preocupados por el arte y la estética, colabora con todos sin comprometerse con ninguno. Cuenta con gracia Capuletti como, en un intento de perfeccionar sus técnicas pictóricas, le preguntó a un profesor cómo debía aplicar el color blanco sin que se cuarteara, la respuesta fue, “debes pintar con tu temperamento”, y decepcionado le respondió: “de mi temperamento puedo ocuparme yo solo”. Así concluyó sus relaciones con la Escuela de Arte.
Los artistas escénicos, el cante jondo, el flamenco, los toros, la danza, el cine, la literatura, lo cotidiano, el erotismo, todo se transformó en un laboratorio de belleza, y sus lapiceros dibujaban incansables repletos de inspiración y simbolismo. Para ser un artista hay que vivir en el asombro, y solo así la pintura toca profundamente al espectador.
En Valladolid se hablaba de él, era conocido sin haberse iniciado en el mundo de las exposiciones, eso sí, sus creaciones resultaban sorprendentes y provocativas para la época, quizá por eso algunos no le entendían.
Pasa el tiempo y lejos, en Europa y América se cotizan sus cuadros, le solicitan en las salas de arte, se venden reproducciones piratas de sus cuadros, es un artista encumbrado. En su ciudad natal viven informados de su trayectoria, tiene admiradores. Miguel Delibes siempre se posicionó del lado de Capuletti, vio en él un gran artista. VIVE DISFRUTANDO te invita a buscar su obra, podrás disfrutar de las creaciones de un genio.

Escrito por María del Carmen González Sanz (Maika) para el Prólogo de la edición nº 19 de VD, feb-mar 2021.

https://www.bubok.es/autores/Maika62

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X