VIVE DISFRUTANDO

Practica la comprensión

Cuando estamos inmersos en un conflicto de cualquier tipo, con nuestra pareja, hijos, jefe o compañero de trabajo, es frecuente perder la capacidad de analizar lo que nos sucede. Todo va demasiado rápido, las emociones se disparan, la comunicación empeora y quizá traspasemos barreras de difícil retorno. Sufrimos, desperdiciamos energía y nuestras relaciones se resienten.

Para hacer una adecuada gestión de cualquier conflicto lo primero es saber que siempre hay dos visiones, cada una será fruto de la percepción de cada persona.

La Percepción es la integración que hacemos de los datos adquiridos por nuestra experiencia sensorial. Es un proceso complejo en el que intervienen: sensaciones, pensamiento, memoria y afectividad. Implica una interpretación subjetiva de la realidad en base a nuestros filtros, creencias, experiencias, valores. No hay una realidad objetiva sino tantas realidades como personas.

Te propongo un sencillo ejercicio que te ayudará. Tómate tu tiempo y sé honesto contigo mismo. Escribe en un folio:

1.-Cuando veo, escucho, o vivo la situación que me crea el conflicto X

2.-Yo Pienso:

3.-Yo Siento:

4.-Yo Necesito:

Si tienes a la otra persona contigo y dispuesta a hacerlo, podéis hacerlo los dos y ponerlo en común. Pero si no la tienes, puedes hacer el esfuerzo de imaginar la misma secuencia en la otra persona y escribirla. Puedes sentarte en otro lugar o cambiar de silla, para que te resulte más fácil colocarte en el lugar del otro. Una vez hecha esta reflexión, puedes experimentar con el ejercicio, sentándote en una tercera silla como si fueras otra persona para desidentificarte y observarlo desde una postura neutral, a ti mismo y al otro. Con todo ello ampliarás tu comprensión, tomarás tu parte de responsabilidad y abrirás tu mente.

Mi experiencia como abogada y especialmente como mediadora me ha enseñado que todos los puntos de vista son legítimos. Cuando haces el esfuerzo de conocer a una persona sin juicios, y ves cómo es, cómo piensa y actúa frente a una situación, comprendes que tiene razones para ello.

Creo que hoy más que nunca necesitamos desarrollar nuestra capacidad de tolerancia, respeto y comprensión y hacerla compatible con nuestra libertad personal. No hay verdades absolutas, nada es blanco ni negro.

Es necesario cambiar nuestra conciencia en este sentido. Las opiniones diferentes no deben separarnos como seres humanos. Y para convivir en paz debemos saber colaborar y construir verdades compartidas, acuerdos y consensos. Nuestra supervivencia depende de ello.

Espero que este pequeño ejercicio te ayude. Practica. Todos debemos hacerlo cada día.

“Ayudo a construir acuerdos para que todos ganen”

Enviado por Cristina Cabrero García (Abogada y Mediadora) para el Rincón del lector de la edición nº 19 de VD, feb-mar 2021.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X