Hoy en día nos hemos acostumbrado a ver a las personas mayores con mucho volumen sin apenas comer. Nos parece normal y causa de la edad, pero no es cierto.

En ocasiones es debido (y esta parte va para las personas jóvenes también) por mala alimentación con exceso de sal (refinada, en la cual se empiezan a encontrar restos plásticos de la sal que recogen del mar y trituran), alcohol, mala alimentación (deficiente en proteínas y nutrientes), trastornos orgánicos, estrés.

En las personas mayores suele aparecer algún factor más como:

  • Sedentarismo, demasiado tiempo sentados por problemas articulares o por no tener una afición que conlleve movimiento.
  • Uso de medicamentos que generan retención como antiinflamatorios, antibióticos, antihistamínicos.

El cuerpo, con los años y estos factores, sufre un desequilibrio en la proporción agua/grasas debido al aumento de tamaño de los cluster, sustancias presentes en el líquido intersticial, las cuales generan mayor densidad de dichos líquidos, impidiendo la eliminación de toxinas y la nutrición a nivel celular. Apareciendo la retención de líquidos.
Se manifiesta en una hinchazón de tejidos blandos.

Para reducir el impacto, sobre todo por los medicamentos, conviene mejorar la nutrición con verduras, hortalizas, frutas; variadas y de todos los colores.
Conviene beber bastante agua, a sorbos cortos, a lo largo del día, fuera de las comidas; se absorbe mejor y aumenta la proporción de agua frente a la de grasa.
Usar ropa que no apriete en cadera ni ingles, para no entorpecer la circulación sanguínea ni linfática.

Quien pueda, también conviene que mueva las piernas; facilita la circulación y el movimiento peristáltico intestinal.

Hoy en día hay muchos complementos nutricionales patentados que sirven para mejorar la salud tan empeorada por todos los factores. Para mejora de líquidos intersticiales, huesos, eliminación de grasas (sin dietas ni diuréticos), memoria, etc.

Hay camas por infrarrojo lejano (sin necesidad de conectarse a corriente eléctrica), las cuales, usándolas a diario, ayudan a reducir cluster, facilitando la eliminación de toxinas y la nutrición celular. Dichas camas están compuestas por colchón, almohada y manta; el descanso de 8 horas diarias en ello, favorece la reducción de inflamaciones y circulación (sanguínea y linfática), mejorando articulaciones y estado orgánico. Facilitando la eliminación de las toxinas generadas por los medicamentos.

En Centro Malayka (tfno. 654435936) puede concertar una cita para quedar en su domicilio y probarlo directamente sin ningún compromiso.

Juan Carlos Casado
Centro Terapias Malayka

Paseo de Zorrilla, 170 (frente teatro LAVA)
47006 Valladolid
Tel. 654 435 936

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento. política de cookies - Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies