VIVE DISFRUTANDO

Vareado de colchones en “Los Vadillos”

Quiero, dedicar a la memoria de mis progenitores estas líneas, y contarles, a todos ustedes, cómo era el barrio de mi infancia, “Los Vadillos”, y hablarles del vareado de la lana y los colchones.

Allende el tiempo, recuerdo las casas nuevecitas, todas iguales, solo se distinguían unas de otras por los números de los portales y los nombres de poetas en sus placas. Era un asentamiento obrero, familias jóvenes con hijos pequeños que repoblaron el espacio. Y, ya ven, con cinco años llegué de la mano de mis padres a la ciudad, veníamos de Castrillo de Duero; cambiamos el arroyo Botijaso, por el río “La Esgueva”, y el paisaje de campos, por la vía del tren, porque pasaba, y pasa demasiado cerca de nuestra casa. En la calle Bécquer nos esperaban muchos cambios, muchas vivencias, y el transcurrir de la vida.

Mis padres eran colchoneros, hacían nuevos los colchones que por el uso estaban duros. Hoy, huele a tiempo, a la lana apelmazada que aventaban sobre unos caballetes y una base plana de cáñamo. Huele a primavera, están el uno frente al otro, con dos palos largos y delgados en sus manos. Recuerdo el ritmo, una de las varas cae, la otra sube, golpean la lana, eleva la fibra dura, se oxigena, y esponja. Recuerdo, las varas apuntando hacia el cielo, y el impulso, la fuerza para caer de nuevo sobre el montón, cuándo subía uno de los palos, con el otro golpeaban… así, arriba y abajo, uno y otro, construyendo suavidad para dormir los sueños, para acomodar la espalda.

Cosía el colchón mi madre. La envoltura era tela de algodón, distribuía el relleno de lana esponjosa e hinchada. También cosía los costados, y después con un herrete de hojalata hacía varios agujeros, para pasar cintas y evitar, que al mover el colchón hubiera un desplazamiento excesivo del vellón vareado.

Enviado por Mª del Pilar González González para el Rincón del lector de la edición nº 8 de VD, abr-may 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X