VIVE DISFRUTANDO

Control de miopía

La miopía es un problema refractivo que consiste en ver desenfocados los objetos lejanos debido a que se forma la imagen por delante de la retina, dicho de otra manera, el ojo es más grande de lo habitual.

Se estima que la prevalencia de la miopía se ha incrementado en un 40% en los últimos 20 años. Se calcula que en 2050 un 50% de la población será miope.

Existen dos cuestiones que nos preocupan sobre la miopía:

  • Un ojo con miopía elevada tiene más posibilidades de sufrir enfermedades como glaucoma, desprendimiento de retina, maculopatía miópica o cataratas. A más dioptrías más probabilidad de sufrirlas.
  • Un elevado porcentaje de miopías en niños aumenta cuando la actividad en visión próxima es mayor. Con cada subida de graduación las estructuras internas de ojo se modifican se alargan y se estiran.

Son varias las causas que influyen en el aumento de la miopía en niños: factores genéticos (padres miopes), factores ambientales (uso de dispositivos móviles, tiempo al aire libre) y factores ópticos (tipo de corrección en gafas o lentillas).
Por eso en Centro Óptico Cervantes trabajamos para controlar la miopía.

Habitualmente, procedemos de la siguiente manera. Cuando recibimos a un niño miope revisamos su graduación cada 6 meses al menos durante un año, si observamos aumento de graduación proponemos a la familia el control de miopía con los métodos de que disponemos. Actualmente además podemos monitorizar el crecimiento del ojo para estar seguros que el control está siendo efectivo.

Hoy en día existe evidencia científica para controlar el aumento de la miopía con las siguientes técnicas:

  • Fármacos que deben ser recetados por un oftalmólogo.
  • Lentes de contacto de uso nocturno, que permiten ver bien durante todo el día. Producen un desenfoque periférico que es el responsable del control del aumento de la miopía.
  • Lentes blandas de uso diurno de desenfoque periférico que han de ser usadas la mayor parte del día.
  • Gafas con lentes especiales con tecnología D.I.M.S.
  • Pasar tiempo al aire libre, al menos 2 horas al día.

Cada una de estas técnicas tiene su nivel de efectividad y algunas de ellas se pueden combinar.

En Centro Óptico Cervantes, os asesoraremos sobre el método de control de miopía más adecuado dependiendo de las características del paciente (edad, hábitos visuales…etc.) y de su graduación.

Aun así, siempre recomendamos normas de higiene visual para el trabajo en visión próxima y reducir el tiempo con dispositivos digitales, aumentando la actividad diaria al aire libre, todo lo que sea posible.

Ven a visitarnos a:
C/Cervantes, 18.
Tel. 983 29 91 09
www.centropticocervantes.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X